TRATAMIENTO DEL INSOMNIO CON HIPNOSIS CLÍNICA

tratamiento de insomnio con hipnosis clinica

Con nuestra ayuda puedes acabar con el insomnio. Con tan solo una sesión empezarás a notar los resultados y a mejorar tu calidad de sueño.

El problema del insomnio

Cuando una persona no puede dormir bien se dice que sufre insomnio, que tiene dificultad para dormir. Aunque generalmente se concibe el insomnio como la dificultad para conciliar el sueño, no siempre es así.

En función de cuándo aparecen las dificultades, se clasifica el insomnio en:

    1. Insomnio inicial o de conciliación: Es el más común y se da cuando la dificultad se produce al acostarse, al iniciar el sueño.
    2. Insomnio intermedio o de mantenimiento:  En este caso, comenzar el sueño no suele ser una dificultad, pero mantenerlo estable durante la noche es muy difícil y la persona se despierta con frecuencia, lo que provoca una sensación de cansancio.
    3. Insomnio terminal o de final: No suele haber dificultad para conciliar el sueño pero uno se despierta mucho antes de lo planeado y no vuelve a dormirse.

En función de cuándo aparecen las dificultades, se clasifica el insomnio en:

      1. El insomnio transitorio o agudo (dura menos de 1mes). Es un insomnio leve o ligero, con el que existe un mínimo deterioro de la calidad de vida.
      2. El insomnio a corto plazo o subagudo (más de 1 mes y menos de 3-6 meses): Insomnio  moderado que se da cada noche y en el que empiezan a surgir ciertos signos del deterioro de la calidad de vida, con síntomas como irritabilidad, ansiedad…
      3. El insomnio a largo plazo o crónico (más de 3-6 meses):Es severo, los síntomas se sufren con mayor intensidad y, por tanto, la calidad de vida se deteriora más.

El insomnio es un trastorno de la duración y la calidad del sueño que produce graves y, a veces, irreparables daños en las funciones físicas y somáticas.

La importancia de dormir bien

Dormir es una necesidad de todo ser vivo. Es una necesidad fisiológica a la que dedicamos, aproximadamente, un tercio de nuestra vida.

Podríamos definir el sueño como un estado temporal de la vida; regular y cíclico.
Dormir es fundamental para el organismo. Tiene una finalidad restauradora. Es esencial para que podamos ser capaces de tener un grado satisfactorio de vigilancia y atención durante el día.

Todos sabemos que dormir bien es fundamental para restaurar las funciones mentales y fisiológicas del organismo. En cuanto al número de horas necesarias, aunque cada persona es diferente e influyen las características personales (como su estilo de vida), como promedio, un niño puede necesitar unas 10 horas diarias; un adulto, entre 6 y 8 horas y a una persona de la tercera edad puede serle suficiente con 5 o 6 horas.

Pero dormir bien no sólo significa dormir la cantidad de horas necesarias sino, y sobre todo, que el sueño sea de calidad. El efecto reconstituyente del sueño no depende de su duración, sino de su calidad.

Fases del sueño

      Para conocer un poco más cómo es el sueño en los humanos, brevemente le comentamos que el sueño se divide en dos etapas:
  • Sueño No REM (No Movimiento Rápido Ocular). Esta fase, a su vez, se divide en cuatro fases
  • Fase I: Es la del sueño ligero. En esta fase aún percibimos la mayoría de los estímulos que suceden a nuestro alrededor. Aquí el descanso es poco o nada reparador. Abarca de un 10 a un 20% del total del sueño.
  • Fase II. En ésta, nuestro sistema nervioso bloquea las vías de acceso de la información sensorial. La persona se desconecta del entorno, lo que facilita el sueño, que en este caso es parcialmente reparador, lo cual quiere decir que no es suficiente para despertarnos con una sensación de verdadero descanso. Abarca de un 30 a un 40% del sueño.
  • Fase III: Aquí se produce un mayor bloqueo sensorial en relación con la anterior, y una mayor profundidad del sueño. La actividad cerebral es más lenta y sí se corresponde con un sueño profundo y reparador. Si la persona se despierta en esta fase, probablemente estará confusa y desorientada. Abarca un 10% del sueño.
  • Fase IV: Es un período de restauración física y, sobre todo, psíquica. Su déficit provoca somnolencia diurna. Aunque no es una fase donde se suele soñar, en ocasiones pueden aparecer imágenes, figuras que no tienen relación entre sí. En esta fase pueden aparecer alteraciones del sueño como el sonambulismo. Abarca un 10% del sueño.
  • Sueño REM (Movimiento Rápido Ocular). Es la fase en la que aparecen los sueños en forma de historias. La actividad cerebral es rápida. El movimiento muscular es nulo (lo que impide que representemos lo que soñamos). Cuando se producen alteraciones en esta fase, aparecen las pesadillas. Abarca el 10% del sueño.
Hipnosis para dormir y los beneficios de acudir a un profesional

Motivos del insomnio

Cuando una persona no puede dormir bien puede ser debido a distintos motivos como:

  • Situaciones de estrés, ansiedad, problemas y/o preocupaciones laborales, familiares, económicas, etc.
  • Las condiciones ambientales, como excesivo ruido, temperatura demasiado alta o baja.
  • Dormir en otra cama, distinta de la habitual.
  • Hábitos irregulares como cambios frecuentes de horarios a la hora de irse a dormir.
  • Malos hábitos alimenticios: cenas copiosas, hambre…  Estar haciendo dieta puede provocar que no se duerma bien.
  • Consumo de sustancias como té, café, alcohol, bebidas con cola, tabaco, drogas…
  • Dolores físicos agudos o crónicos.
  • Una enfermedad física.
  • Haber sido intervenido quirúrgicamente.
  • Un problema psicológico, como una depresión, trastorno obsesivo-compulsivo…
  • El efecto secundario de algún medicamento que esté tomando.

¿Cómo superar el insomnio

Mediante una combinación de técnicas de relajación física y mental, tu mente puede aprender a dormir bien.

Entre otros objetivos, en la consulta te ayudaré a:

  • Relajación física y mental. En este capítulo aprenderemos una técnica de relajación para poder conciliar el sueño, evitando  la ansiedad por querer dormir.
  • Técnica de visualización de la playa para dormir. Mediante esta técnica de visualización podrás visualizar una playa que te ayude a conciliar un sueño reparador.
  • Técnica de visualización de una cabaña. En este capítulo te enseñaremos otra técnica de visualización para ayudarle conciliar el sueño.
  • Técnica de sugestión para dormir bien. Mediante sugestiones directas, te ayudaremos a tener un sueño reparador y tranquilo.
  • Proyección de pensamiento y efecto inverso. En este capítulo aprenderemos a dejar de pensar en querer dormir para evitar el efecto inverso, el efecto paradójico. Con ello conseguiremos conciliar un sueño reparador.
  • Aprendiendo a esperar el sueño. Aprenderás a saber cómo ocupar tu mente mientras esperas conseguir dormirte.

Las consecuencias del insomnio

Cuando alguien no puede dormir bien, comprueba como empeora de forma notable su calidad de vida. Cuando no dormimos bien nos sentimos mal, tenemos dificultades para hacer bien nuestro trabajo, afecta de forma negativa a nuestras relaciones personales… es decir, es difícil disfrutar de la vida cuando no se consigue dormir lo suficiente.

Según un informe elaborado por la Comisión Nacional de Investigación de Trastornos del Sueño, en Estados Unidos, los trastornos del sueño son uno de los problemas de salud pública no declarados más importantes. Sus consecuencias comprenden los ámbitos individual, laboral, económico y social.

Desde el punto de vista individual, no dormir bien tiene repercusiones inmediatas sobre el estado general del día siguiente: fatiga, falta de energía, irritabilidad, ansiedad y somnolencia.

A medio y largo plazo, cuando una persona no puede dormir bien, puede tener una o varias de las siguientes consecuencias:

  • Mayor dificultad en su capacidad de pensar.
  • Cambios sensoriales, como reducción del campo visual e ilusiones visuales.
  • El habla se vuelve lenta y con poca entonación.
  • Falta de concentración, problemas de memoria.
  • Puede volverse más irascible o irritable.
  • Accidentes en el trabajo, domésticos, de tráfico…
  • Somnolencia diurna.
  • Mayor cansancio.
  • Ojeras.
  • Desorientación.
  • Algunos desórdenes psiquiátricos: depresión, ansiedad y abuso de alcohol.

Por eso es importante aprender a dormir bien. Como diría Sófocles, ya en el 468 a.c. “El sueño es la única medicina efectiva”. O, como indicó Miguel de Cervantes, “El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos”.

Hay una relación entre el insomnio y la edad y el sexo: las mujeres son más propensas a presentar problemas de sueño que los hombres y la población mayor de 65 años es más propensa aún que los adultos jóvenes. De cualquier forma, el insomnio afecta a ambos sexos, presentándose mas frecuentemente conforme avanza la edad.

Enfermedades que son causadas por el insomnio

    • Apnea del sueño: Esto consiste en que las vías respiratorias de obstruye en el momento en el que se está durmiendo. Durante todo el tiempo que se está durmiendo o solo durante unas horas, esto produce hace que se produzcan ronquidos graves, dolores de cabeza y momentos de ahogo durante la noche.
    • Trastornos del ritmo cardíaco: Cuando has acostumbrado a tu cuerpo a un horario de descanso determinado, este se ve afectado cuando se produce algún cambio en la rutina. Por lo tanto esto hace que nuestro reloj biológico interno se altere. .
    • Narcolepsia: Consiste en que nuestro cuerpo tanto por la mañana sientan una necesidad inexplicable de dormir, tenemos ataques de sueño en momentos en los que nos encontramos aburridos, o en alguna situación que no sea necesaria la interacción..
    • Sonanbulismo: Durante el sueño se produce situaciones como caminar, hablar y gritar dormida. Y que normalmente al despertar la persona no suele recordar lo que ha sucedido durante la noche.

Cómo el insomnio afecta a la población

Un gran cantidad de personas en el mundo sufren de insomnio. Pero tan sólo en España, más del treinta por ciento de la población necesita algún fármaco para poder conciliar el sueño. Existen muchos factores que pueden ser causantes del insomnio, pero los factores más importantes son el estrés o alguna dolencia física.

Si necesitas ayuda para combatir el insomnio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Contacta ahora para concertar una sesión gratuita y sin compromiso.

Recuerda…

Todos estos objetivos pueden conseguirse con la ayuda de mi terapia. Obviamente todo lo anterior se consigue de forma gradual y el tiempo que se tarda en conseguirlo varía mucho de unas personas a otras, aunque desde las primeras sesiones empiezan a percibirse cambios positivos.

Las sesiones tienen una duración de una hora.  La frecuencia suele ser una vez a la semana o cada quince días.

Como material adicional se le graban cd de autohipnosis para conseguir una pronta recuperación.

Cualquier duda, así como si desea concertar una cita, puede hacerlo por e-mail escribiéndome a emiliobm@gmail.com o llamando por teléfono: 91 555 88 19 / 695 948 622

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Aprende a dormir bien con hipnosis clínica

Las ventajas de dormir bien con hipnosis

Tratamiento de estrés y ansiedad con hipnosis clínica

¿Sabías que no dormir bien, puede provocar ataques de ansiedad?

Conoce las ventajas de la hipnosis clínica

El insomnio es el mejor tratamiento para tratar el insomnio